Valencia y alrededores:





Manises, una bella ciudad donde está ubicado el aeropuerto, ideal como primer encuentro con la tierra valenciana.
Llegar a Valencia y saborear una buena paella siempre es gratificante, aunque en este caso fuera de marisco.






Al pasear por la ciudad nos damos cuenta rapidamente del gran embrujo del azulejo, todos los rincones están delicadamente engalanados con ese arte,

















Estar en Semana Santa era sinónimo de ir a visitar a la "Cheperudeta", la Virgen tan apreciada por los valencianos, una virgen con la cabeza inclinada, protegiendo con su manto a los Santos Inocentes



























Otro precioso rincón del Manises nocturno lo encontré junto a estos longevos cactus, agresivos por naturaleza y eternamente bellos









...a Valencia... en busca de mis amigos...











Algo que me llamó poderosamente la atención fueron las "monas", esa tarta que nosotros regalamos el lunes de pascua a los niños, en Valencia eran muy diferentes, se trataba de una especie de coca con un huevo incrustado de chocolate o incluso auténtico (un huevo duro pintado)



Tras saborear la "mona valenciana", pude levantar la vista y admirar los monumentos que me rodeaban, el Ayuntamiento, Correos, el Mercado Central etc...



































...La Lonja...



























.......Continuará......

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola pakous veo que te lo has pasado muy bien estas mini vaaciones.
tengo una duda en la foto de los cactus donde sales con la niña los cactus nacieron en valencia o son de Bolivia?

Pakous dijo...

Hola anónim@, realmente han sido mini, pero lo he aprovechado al máximo este puente larguito que hemos tenido.
Los cactus del jardín manisero, no sé si son traidos desde Bolivia u otro pais sudamericano, pero de todas maneras, en Lleida en la terraza tengo cactus plantados desde hace años y gracias al sistema hibernadero los consigo mantener, justamente el cleistocactus straussi lo tengo de unos 10 años y ya mide cerca de dos metros, y los trichocereus pachanoi (San Pedro) me miden metro y medio y también los planté de muy pequeñitos...
...lo más seguro es que sean de algún vivero cercano a Manises y plantados en aquel jardín.
Un abrazo.

Isabel dijo...

Pues ya decía yo que se te extrañaba... unas vacaciones muy aprovehcadas, chico. Esas monas son las que más me gustan, más que las de Ronaldinho, jeje. Sigo leyendo...

Pakous dijo...

Si, Isabel, he estado muy felizmente atareado, me tendré que poner las pilas.
Besitos