El espíritu del desierto:

Lo que en un principio eran unos días de reposo en Marruecos, se convirtió en una grata experiencia, donde Aecel nos demostró que la mutua integración era posible, a pesar de la divergencia cultural. Entre varias alternativas Liria (Aecel) eligió la "vía seca"... lo sencillo hubiera sido elegir la alternativa turística típica y tópica.



Tras la decisión optó por la paleontología y totalmente sola se puso en manos de un guía y un traductor que la acompañaron, y escoltaron durante toda la semana...
...desde aquí el máximo agradecimiento a Hassan, Amara y los colaboradores que lograron que Aecel conociera la esencia del espíritu del desierto...



La primera etapa era encaramarse al Alto Atlas y transitar unas horas entre hielo y nieve, en dirección "Ouarzazate".



Una vez llegados a "Ouarzazate", un merecido reposo en "La Vallée", un precioso lugar muy acogedor...



...en dirección Errisani, un lugar obligado de visita turística eran unas formaciones geológicas naturales con forma de ojo y corazón...
...llamó la atención ese muro de contención entre la carretera y el desierto...



...por fin en las dunas de Merzouga...
...un precioso atardecer en el desierto...



...un merecido descanso en el"Petit Prince"...
...donde Aecel entró en la vibración rítmica...



...visita al pantano de Merzouga...



... una previa visita al taller paleontológico...



...lugares conocidos en varios rodajes del celuloide...



...y llegó el momento cumbre cuando se realizó la visita a los yacimientos, algo insólito y totalmente vetado al no nativo...

...Continuará...

4 comentarios:

içimden geldiği gibi ~~~ dijo...

hi! I am a geologist...photos wonderful...:)

Pakous dijo...

Bienvenida Içimden... ahora te linkeo.

montse dijo...

Hola! quina passada de fotos. de fet, després de sentir a la Liria parlar del viatge, és la prova de lo bé que s'ho va passar! L'entusiasme del viatge, se'na va encomanar!
Petons!

Pakous dijo...

Benvinguda Montse, una forta abraçada... i un fort petó.