Alfés:


Resulta gratificante perderse un día por el aeródromo de Alfés.
Te rodeas de un grupo de buenos amigos y vas a ver las máquinas de volar que tienen en los hangares y en el exterior.
"fem petá la xerradeta" y cuando ya tienes un poco de hambre, hacia las dos nos preparan una deliciosa comida en el restaurante familiar. Los caracoles y las gambas estaban deliciosos y en su punto. El resto de comida no lo sé, pero todos ponían muy buena cara.
Estupendo por el restaurante.

Hasta los más pequeños, Jara en la foto, disfrutaron de la jornada... las fotos de rigor junto a las máquinas...la buena tertulia...Un buen día para el recuerdo.

2 comentarios:

enigma_ct dijo...

Molt bé pako, genial el escrit del dinar a alfés, acabat de llegir, dona ganes de tornar lo més aviat possible.

Un saludo a tots
Xavier Segovia Muñoz

Pakous dijo...

I tant que sí, Xavi. Ho tenim que fer més vegadas. Va ser fantastic. Petons per la Eli.