Hercólubus:

Dentro de las fantasías planetarias tenemos un nuevo duende que aparentemente orbita en nuestro sistema solar, y yo aquí sin saberlo.
Le llaman Hercólubus o Hercóbulus, el gran planeta rojo (no confundir con Marte), o la estrella de Barnard, o cometa de Barnard.
Es una gran masa planetaria que orbita periódicamente entre 12500 y 25000 años, con cola de cometa, y que puede acercarse en su órbita más cercana al cinturón de asteroides... De un albedo muy bajo, puede ser dificil su localización hasta que lo tengamos encima...Esperemos que la sangre no llegue al río.

4 comentarios:

enigma_ct dijo...

Pero a pesar de "la fantasia planetaria" debemos remarcar que de este planeta habla la profecia Maya "2012"

del qual ya hemos hablado en tu blog: COMENTARIOS DEL 2012

De acuerdo a los gnósticos, las órbitas de Hercólubus y de la Tierra están demasiado cerca al final de cada año sideral. Es creído por sus adherentes que el incremento del caos global y desastres naturales son síntoma del incremento de la proximidad de Hercolubus.

VER: IMAGEN DE MAPA ASTRONÓMICO DE HERCOLUBUS

Y no os recuerda el PLANETA HERCÓLUBUS que vendrá al final del duodécimo milenio con el duodécimo planeta de Zecharia Sitchin ?

Me atrevo afirmar que el Planeta X de Zecharia Sitchin es el HERCÓLUBUS. Y somos muchos los que coincidimos en esto.

enigma_ct dijo...

El Zoroastrismo, religión de la antigua Persia, afirma que el mundo presente durará 12.000 años. Zaratustra vino a la tierra al final del noveno milenio. Otro como él, de nombre Saoshyant , vendrá al final del duodécimo milenio para unificar el mundo. Si, según los historiadores, Zaratustra vivió alrededor del año 1000 a.C, esta profecía se cumpliría poco después del año 2000.

enigma_ct dijo...

Este link os será de mucho interes

MUERTE ACELERADA Y DIRIGIDA

Pakous dijo...

Voy a digerir toda esta información, y coincido contigo en la similitud asombrosa entre el planeta de Zecharia "el duodécimo planeta" y Hercólubus. Este hombre Zecharia Sitchin ya nos dió un pequeño aperitivo cuando años antes de que las naves Voyager llegaran a Neptuno y Urano, él ya había descrito lo que iban a encontrarse con una exactitud pasmosa. Algo similar a Phobos y Deimos de Gulliver.