Reflexiones sobre el momento cero II:

Cuando apuntamos con el telescopio a un objeto celeste estamos "viajando" en el tiempo, la imagen que nos llega pertenece al pasado de ese objeto. Según vayamos enfocando podremos cazar objetos más lejanos. Cuanto más acortemos la focal más lejano es el enfoque.
Si consideramos el punto central amarillo como nuestra via lactea, y apuntamos en cualquier dirección, a medida que cacemos objetos más lejanos, más grande será la esfera a la que estos pertenecen. Hasta que llegado un momento los objetos remotos más lejanos serán los del momento cero reflejado en la última capa ocre (el momento del Big Bang), que en este caso es una capa macrogigantesca de radio pseudoinfinito (radio azul mayor)... y yo pensaba que el Big Bang era ... una singularidad en un punto virtual inexistente de masa infinita y que dentro estaba Dios, porque si no, no hay dios que lo entienda.
Obviamente más allá del horizonte cero puede haber cualquier cosa, o una pared de ladrillos caravista, o nada, o incluso Dios, que al ser omnipresente puede estar hasta en el huerto de mi tio Eulogio, ....mentira mi tio no tenía huerto.

8 comentarios:

A.Tapadinhas dijo...

Caro Senhor das Estrelas. Explicas coisas essenciais com tão grande clareza e sentido de humor que cativa toda a gente - talvez também o teu tio Eulogio... Gostava de saber, qual a tua opinião sobre o seguinte : o que vai acontecer quando acabar a expansão do Universo e ele começar a diminuir de tamanho voltando ao átomo inicial ou ovo cósmico? Se isso acontecer nem Deus se salva ... :)
Abraço.

Isabel dijo...

Cuando nos metemos en el vasto Universo, todo se nos hace o muy grande o muy pequeño... apenas tenemos medidas para las distancias, ni nos damos idea de muchas de las realidades que suceden ahí fuera. Lo que siempre me ha llamado la atención es el tema del ruido de fondo de la explosión, que se puede escuchar en una televisión. Se me hace superior al entendimiento.
Lo del Big Bang es como lo de los agujeros negros. Intentar imaginar un cuerpo pequeño de masa casi infinita no me cabe en la cabeza. Por eso soy tan pequeña y él tan grande.

Pakous dijo...

Querido Antonio, si me permites en lo sucesivo te llamaré el "maestro del pincel", supongo que sabrás que casi todas las especies (a excepción de los fósiles vivientes) tienen un proceso natural de nacimiento, expansión y extinción. Incluso la humana es una de las más amenazadas por cualquier mínimo desequilibrio en las corrientes oceánicas terrestres, o sea que a la mínima estamos amenazados de extinción masiva y total. No hemos de preocuparnos por cuando llegue el cambio de ciclo y TODO comience a hacerse pequeño. Será el gran colapso... la gran ventaja está en que no haran falta grandes telescopios, al acercarse todas las galaxias entre sí, y encogerse todas las distancias, con unos simples prismáticos podremos ver todo lo que queramos, hasta la nube de Oort. Si realmente ocurriera el colapso ni Dios se salva. Pinta todo lo que puedas antes de que eso ocurra mi querido amigo. Un abrazo.

Pakous dijo...

Hola Isabel, tomando como referencia la especie humana hay un par de conceptos aplicables llamados el "macrocosmos" y el "microcosmos". Todo aquel elemento "vivo" con el que no podamos establecer un contacto de consciencia mental pertenece a uno u otro grupo. Asi por ejemplo nuestras células y toda la parafernalia de "bichitos" que forman nuestro cuerpo, son obviamente seres vivos individuales que dependen de nuestro ser para seguir estando vivos, pero con los que no nos podemos comunicar de manera consciente (Podemos extirpar tejidos, clonarlos...pero no hay contacto, somos su Dios). Ellos forman nuestro microcosmos. De igual manera ocurre con "Gaia" nuestro planeta, obviamente es un ser vivo que tiene sus "cosas" de cuando en cuando se rasca y provoca un terremoto, o tiene mucho calor y se refresca provocando diluvios...etc...y nosotros intentamos atribuirlo a "causas naturales". Gaia pertenece junto con sus otros planetas hermanos al macrocosmos. Ampliando círculos y tomando la via lactea como ser vivo central tendría también su micro y macrocosmos, y así sucesivamente...Si no somos capaces de comunicarnos con nuestro planeta o con nuestros leucocitos, pretender encontrar ideas claras sobre el Universo es una tarea ridícula. De todas maneras siempre tenemos el recurso de establecer "singularidades" cuando no hay manera de entender nada. Un abrazo Isabel.

tino cassi dijo...

hola pakous

si el conocimiento
de nuestra esencia espacial
adquiriera
la dimensión de conciencia
otro gallo cantaría
a la humanidad...

te felicito por tu contribución
100% necesaria

abrazo

Pakous dijo...

Bienvenido Tino a esta casa,
tienes razón deberíamos apelar a la consciencia universal y olvidarnos de lo listos, inteligentes, y fanfarrones que podemos llegar a ser los "humanos".
Si vemos un pobre animal y no somos capaces de concederle unas moléculas de inteligencia como pretendemos dialogar con el Universo.
Un saludo.

M@R dijo...

HOLA,,,
DISCULPA PERO TE AGREGUE POR QUE ASI NO TE PIERDES Y PUEDO LLEGAR A TU BLOG MAS FACIL,,,
UN ABRAZO,,,

Pakous dijo...

Hola M@R es un honor para mí que estés en mi hoja, como así mismo estar en la tuya. Así nos tenemos más a mano. Tres abrazos o si quieres uno con sentimiento.